f8877376.jpg
logo letras blanco_logo letras blanco.pn
  • bassis

Cadena de Suministro: 4 recomendaciones para mejorar los pronósticos de la demanda en entorno VUCA

Actualizado: 1 nov

Por Juan Diego Ramírez – Consultor Asociado Cadena de Suministro - Bassis


En la administración de la cadena de suministro existen tres objetivos principales: 1) pronosticar la demanda; 2) administrar la producción y 3) administrar el abastecimiento y la distribución. Los tres objetivos importantes; sin embargo, es claro que uno de los insumos principales para cumplir las metas de eficacia y eficiencia son los pronósticos de la demanda.



Por otra parte, es cada vez más común utilizar el acrónimo VUCA para describir el entorno actual de los negocios. Este concepto define cuatro características comunes en los escenarios actuales:


- (V) Volatilidad: gran velocidad en cambio de las variables

- (U) Incertidumbre: impredecibilidad. Existe posibilidad, pero no seguridad de que ocurran los cambios

- (C) Complejidad: muchas partes y variables interconectadas

- (A) Ambigüedad: no hay claridad entre las relaciones de las partes


Tradicionalmente las empresas han utilizado métodos empíricos para pronosticar su demanda, algunas más avanzadas utilizan métodos cualitativos o cuantitativos o la mezcla de ambos, hasta algunas que, con el apoyo de algoritmos matemáticos complejos y sistemas informáticos especializados, logran aproximarse en mayor o en menor medida a su demanda.


A continuación, se sugieren algunas recomendaciones para tener en cuenta a la hora de establecer pronósticos de la demanda en un entorno VUCA:


1. Tener claridad sobre la visión: todos los actores de la cadena de suministro deben tener claridad sobre la visión de la empresa, hacia dónde quiere ir, qué quiere lograr y sobre todo, cómo lo quiere hacer (la estrategia), de esta manera las personas encargadas de aproximarse a la demanda a través de los pronósticos contarán con una masa crítica importante al interior de la organización que ayuden a sortear la “volatilidad” de los mercados.


2. Entender los datos: el análisis de los datos es un asunto central en el ejercicio de pronosticar la demanda, en otras palabras, disminuir la “incertidumbre”. Este ejercicio debe realizarse en equipo, nuevamente los diferentes actores de la cadena de suministro juegan un rol fundamental; detenerse, analizar las variables y si es necesario, disminuir la falta de información.


3. Pensar complejo, actuar simple: por difícil que parezca la tarea, se debe tratar de entender el mayor número de las variables y partes, así como su interacción en el sistema, no es un asunto menor y es un ejercicio que se refina en el día a día, y con esto lograr tomar las mejores decisiones, las más simples, ágiles y transparentes, que logren generar un entorno de confianza y colaboración.


4. Mejor oportuno que perfecto: como dijo Voltaire “lo perfecto es enemigo de lo bueno” en nuestro caso y con la agilidad que debe tenerse en la gestión de la cadena de suministro diríamos que es “mejor oportuno que perfecto” y más tratándose de pronósticos. Se debe encontrar el punto justo donde la inversión en recursos sea la adecuada para tener el pronóstico razonablemente detallado, ni invertir reuniones y tiempo de trabajo excesivo buscando el pronóstico perfecto, ni omitir acciones y esfuerzo para tener un pronóstico vago y alejado de la realidad.


En conclusión, las organizaciones, sobre todo en las que la demanda tiene una alta incidencia en toda su cadena de suministro, deben buscar la excelencia de forma continua en la definición de sus pronósticos, no solamente seleccionando y aplicando los métodos más adecuados, sino también teniendo una visión clara y gestionando la complejidad, todo esto entendiendo que los diferentes eslabones de su cadena de suministro deben estar preparados para reaccionar rápidamente ante cambios inesperados en la nueva realidad volátil, incierta, compleja y ambigua.



28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo