f8877376.jpg
logo letras blanco_logo letras blanco.pn
  • bassis

La filosofía como motor de la organización

Actualizado: 1 nov


"Tomas decisiones pensando en el largo plazo"




Cuando iniciamos con este proceso de trabajar de la mano con empresas, teníamos claridad de qué queríamos lograr: ayudarlas a crecer y mejorar en todos los aspectos. Ya habíamos logrado resultados en varios procesos y fue entonces cuando iniciamos este camino, pero no sabíamos los retos que esto implicaba.






Recuerdo el primer proceso que realizamos con una empresa que tenía gran problema de flujo de caja generando pérdidas. Ellos no tenían cómo pagar una consultoría, pero nos interesamos tanto en ellos que decidimos ayudarles. Logramos mejorar su productividad y fue así como su rentabilidad pasó a números verdes. Intervenimos varios procesos y no les cobramos, y fue allí donde nació nuestra filosofía y la primera parte de nuestra misión: nos basamos en un interés genuino por la gente y buscamos transformar los resultados de las empresas. Nosotros aplicamos el principio #1 de Toyota: "base sus decisiones en una filosofía a largo plazo, a expensas de lo que suceda con los objetivos financieros a corto plazo". Esta aplicación detonó una cadena de proyectos en varias empresas para intervenir como si así lo hubiéramos planeado. Parece que eso de “dar” le viene bien al “recibir”.



Nuestra experiencia que venía del sector automotriz nos mostraba un camino que considerábamos claro, sin embargo cuando empezamos a ayudar a otras empresas, nos enfrentamos a un segundo gran reto: ¿por qué todo lo que sabíamos que funcionaba, no funcionaba con todas las personas?, ¿por qué algunas adoptan las metodologías y al poco tiempo las dejaban caer? Unos consideraban que sus propios métodos eran únicos e inamovibles, otros simplemente estaban interesados y unos cuantos, en realidad muy pocos, los acogían en su totalidad.




Gracias a esto nos dimos cuenta de la importancia de trabajar en los líderes de manera sistemática y profunda, empezamos a entender cómo mejorar su mentalidad, cuáles son los factores clave que hacen que se esfuercen por cambiar. Así fue como encontramos los puntos clave que a continuación exponemos: el primero y más importante, el más alto nivel de la organización debe querer un cambio en la empresa y estar convencido que se logra a través de potenciar a sus lideres; el segundo, no descansar hasta que cada líder obtenga un resultado con cada metodología que aplique, por ello nos enfocamos en entrenarlo y hacer obtener resultados; el tercero, desarrollar en cada líder la mentalidad estandarizar con el objetivo de enseñar a otros, no solamente los procesos sino también la filosofía de la empresa.



Vimos como potencializando el desarrollo de las personas añadíamos alto valor a la organización. Fue allí cuando nos dimos cuenta de la segunda parte de nuestra misión,: el enfoque al desarrollo y potenciar a las personas, completándola así: Transformar el resultado de las organizaciones desarrollando el potencial de las personas.



Comprendimos, a través de la intervención en las empresas, que nuestro enfoque no podría estar en pequeños cambios y mejoras enfocadas y que, si bien las empresas lo necesitan, queríamos que esos cambios fueran permanentes, constantes y continuos en el tiempo; en otras palabras, sistémicos. Por ello, decidimos que la forma más simple de lograrlo es transferir el conocimiento al interior de la empresa, hacer que interiorice la filosofía y se quede continuamente mejorando, por ello integramos al proceso un líder metodológico que pertenezca a la empresa, al cual le enseñamos por completo cómo montar y administrar el sistema. Este sistema tiene por objetivo inicial estabilizar el proceso, lo cual en palabras simples significa no tener sorpresas.


Hoy ayudamos a que otras empresas sean mejores siempre con este enfoque, impulsando a sus líderes. Tenemos la visión de ser sus aliados a largo plazo, logrando continuamente mejorar sus resultados por encima de lo que se sueñan. Y en esencia esta es la filosofía de bassis, no descansamos hasta tener los mejores resultados porque nos apasionan, hacemos las cosas simples e innovamos continuamente. Cuando entramos a una organización, los líderes cambian su forma de pensar, se enfocan en mejorar y se interesan en su gente, la potencian y logran mejores resultados que antes no veían posibles.



53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo